Bryant Park, el favorito de muchos en Nueva York

Nueva York cuenta con muchos parques distribuidos por toda la ciudad, entre los que se destaca, como es de esperarse, el fabuloso e inmenso Central Park. Sin embargo, hay uno por el que muchos aseguran es su favorito: Bryant Park.

Y cómo no serlo, si nada más llegar y ya sientes ese ambiente entre lo informal y lo familiar, una especie de energía única que te atrapa y llama a quedarte allí un buen rato haciendo nada, y que a la vez puede significar mucho.

En lo personal me incluyo, igual digo que es mi parque favorito, mi consentido. En cualquier época del año es un encanto, siempre lleno de vida, actividades y todo tipo de sorpresas.

Y es por ello que hoy te traigo algo acerca de este precioso rincón de la ciudad, donde puedes sentarte plácidamente a darle un mordisco visual e imaginario a “La Gran Manzana” 😉

Historia

El bellísimo Bryant Park, de forma rectangular, se encuentra en el corazón de Manhattan. Fue diseñado al estilo de un jardín francés en un espacio de casi cuatro hectáreas de terreno, incluída la Biblioteca Pública de Nueva York.

La historia de este parque se remonta a 1686, cuando el gobernador colonial de Nueva York, Thomas Dongan,  designó esta porción de tierra como espacio público.

A lo largo de los siglos, muchos acontecimientos tuvieron lugar aquí. Con seguridad, lo que hoy conocemos como Bryant Park, es un testigo mudo de hechos históricos de la ciudad de Nueva York, como, por ejemplo, cuando las tropas de George Washington transitaron por esta zona en 1776, tras retirarse de la Batalla de Long Island al comienzo de la guerra revolucionaria. Un dato interesante que invita a dejar correr la imaginación, una mirada al pasado que siempre enseña más allá de lo que vemos en la superficie.

Y otro dato curioso, imaginar que este lugar, antes que cualquier otra cosa, fue un cementerio. Sí. Entre 1823 y 1840 fue utilizado como fosa común. A partir de 1840 miles de cuerpos fueron trasladados a Wards Island. Es entonces cuando surge la idea de crear un parque en este lugar.

Enclavado en pleno corazón de Manhattan, se extiende este parque de forma rectangular, diseñado al estilo de un jardín francés. Abrió al público en 1843.

Al inicio se le conoció como Reservoir Park, en referencia a las instalaciones de la Croton Distributing Reservoir, un enorme depósito de agua que abastecía la ciudad se encontraba allí. Sobre los altos muros del edificio había una pasarella sobre la cual solían pasear los neoyorquinos y disfrutar de un rato agradable.

También se construyó, en 1853, una copia del Palacio de Cristal de Londres. Esta edificación no duró mucho tiempo ya que un fuerte incendio arrasó con la estructura. Apenas cinco años y desapareció. Seguramente aquello supuso una gran pérdida si consideramos las palabras de un jovencito, conocido más tarde como Mark Twain, quien luego de visitar el Palacio de Cristal escribió que era “hermoso más allá de la descripción”.

bryant 4

En 1884 el parque cambia su nombre, deja de ser Reservoir Park para convertirse en el nuevo Bryant Park, todo en honor al poeta y periodista William Cullen Bryant. Y en su honor también se encuentra una gran estatua justo detrás de la Biblioteca, mirando en dirección hacia todo el parque que termina en la Avenida de las Américas.

En 1899, la reserva Croton fue derribada para construir en su lugar la que hoy es la magnífica, y muy preciosa, Biblioteca Pública de Nueva York (The New York Public Library). Una de las bibliotecas más famosas e importantes del mundo, inaugurada en 1911. Es la más importante de Estados Unidos, sólo superada por la Biblioteca del Congreso. Cuenta con más de 53 millones de volúmenes, todo un referente en su categoría.

Si algo puede observarse en Nueva York, es el empeño puesto en cada detalle para lograr siempre lo mejor. Es como si no se conformaran con menos que eso. Y así fue como, en 1930, se llevó a cabo una remodelación del jardín.

Estas mejoras nunca cesaron.

Sin embargo, no todo marchó de maravillas.

En la década de 1970 el parque fue escenario de un ambiente nada favorable para la imagen de la ciudad, tanto que llegó a ser considerada como un símbolo de la decadencia de Nueva York.

La presencia constante de prostitutas, desamparados, personas sin un techo dónde dormir, venta y consumo de drogas -con el consecuente riesgo que esto implica-, en fin, un clima altamente peligroso tanto para los neoyorquinos como los turistas, quienes evitaban pasar por allí.

Por su ubicación, con la entonces temible calle 42, se consolidó como zona de alto riesgo, especialmente al caer la tarde. Era la época del Nueva York que muchos consideraban muy, muy peligroso.

En la década de 1980, gracias a la acción destacada de un grupo de prominentes neoyorquinos, entre los que figuran varios miembros de la influyente y poderosa familia Rockefeller, se toma la decisión de transformar el parque.

En 1989 se rediseñó el parque de manera profunda. Fueron tres años de intensa labor hasta su inauguración en 1992, con la imagen tal y como la vemos hoy.

Tras su restauración, en la década de 1990, el parque fue considerado un gran ejemplo del renacimiento de la ciudad de Nueva York.

Cabe destacar aquí el gran papel desempeñado por el entonces alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani (1994 – 2001). Una gestión enfocada en tres aspectos importantes, a saber: la lucha contra el crimen, el desarrollo económico y la educación.

Bajo su atinada administración disminuyeron significativamente los altos índices de criminalidad, los asesinatos se redujeron a un 70% de lo existente hasta entonces.

Las calles de Nueva York, mundialmente conocidas como peligrosas, hicieron de la ciudad un lugar inseguro y atemorizante. La fama a nivel internacional era atroz. Bajo la administración de Giuliani, esto llegó a su fin. Bajo su mandato se “limpiaron” las calles de Nueva York, y la ciudad fue declarada por el FBI como la ciudad más segura de Estados Unidos. Hasta la fecha, Nueva York es considerada, incluso, como una de las ciudades más seguras del mundo, un lugar donde el sistema de seguridad y vigilancia juega un rol fundamental.

El éxito de la “era Giuliani” obedece en gran parte a la estrategia aplicada, que tuvo como función “reclamar los espacios públicos de Nueva York”.

bryant 12

bryant 5

De allí que hoy, tanto los neoyorquinos, como los visitantes nacionales y extranjeros, puedan transitar libremente por las calles de la ciudad en medio de un clima de tranquilidad.

La calle 42, una de las que bordea a Bryant Park, y que te lleva a sólo pasos hasta el bullicioso Times Square, era antes una zona prohibida y muy peligrosa. Hoy sólo es historia, y basta caminar el sector para enamorarte enseguida, tanto como para perder la noción del tiempo en un instante. La magia es absoluta, el encanto es total.

Hoy, sentarte en una banca de Bryant Park, y dar rienda suelta a una película mental con todo este guión de una época turbulenta, te hará pensar que fue sólo ficción, pues nada de aquellos oscuros tiempos se reflejan hoy. Todo lo contrario, el ambiente es simple y sencillamente fascinante.

De más está decir que luego de semejante transformación social el turismo aumentó notablemente, convirtiendo a Nueva York en uno de los destinos turísticos por excelencia. Y Bryant Park es testigo de ello, siendo escenario cálido y familiar para recibir a sus apreciados “huéspedes” que día a día le visitan, muchos de los cuales terminan afirmando con euforia que es su parque favorito y al que esperan siempre volver :)

Atractivos

bryant 6

Diversos eventos y presentaciones se realizan dentro del parque durante el año. Para cada estación siempre se destina alguna actividad.

Un pequeño escenario es armado para presentar desde allí diferentes shows.

Durante el verano, por ejemplo, cuando el clima está más que calentito, la proyección de películas al aire libre atrae a cientos de turistas, que cómodamente se tienden sobre el fresco y verde césped a disfrutar de alguna de las muchas producciones que se presentan.

Presentaciones diversas siempre toman por sorpresa al público. Igual no te lo esperas y te encuentras de buenas a primeras con una fabulosa actuación de las famosas Rockettes del Radio City Music Hall. Seguro que fue anunciado, pero el público no siempre sabe con lo que se va a encontrar. Y como ellas, nunca falta alguna que otra voz impresionante, o bailarines de todo tipo. Sorpresas más que agradables ¡y gratis!

También practicantes de yoga se toman el lugar bajo el ojo vigilante del firmamento y los muchos rascacielos que rodean a Bryant Park.

Durante el invierno, y en especial para la temporada navideña, el parque es todo un encanto.

Bank of America Winter Village 

Durante el invierno, y en especial para la temporada navideña, el parque es un sueño, como sacado de un cuento de hadas.

Allí te encuentras un mercadito de lo más encantador, lleno de pequeñas instalaciones tenuemente iluminadas, con todo tipo de mercancías y artesanías que son una verdadera tentación. Música por todos lados.

patinar

Uno de los atractivos más grandes de Bryant Park lo es, sin dudas, la gran pista de patinaje que se extiende sobre el espacioso verde que vemos en verano.

patinar 2

bryant 11

Esta es la única pista de patinaje con admisión gratuita en la ciudad. Abierta al público hasta el mes de marzo.

En el mes de septiembre se lleva a cabo parte de la New York Fashion Week ( Semana de la Moda) en el parque, justo donde este evento tuvo lugar en sus inicios.

Wifi y estaciones para cargar tu móvil

Una de las grandes comodidades que te encuentras dentro del parque es la oportunidad de cargar tu teléfono.

Bryant Park piensa en darte siempre todo lo mejor, y en este mundo tan manejado por la tecnología, esto es un gran detalle. Mientras te sientas a conversar o descansar, puedes cargar tu batería gratuitamente.

Fuente

Fuente Bryant Park

Una fabulosa fuente se exhibe hacia el final del parque.

Esta fuente fue instalada en honor a Josephine Shaw Lowell. Pero no siempre estuvo allí, al principio se encontraba en su parte opuesta, justo detrás de la Biblioteca, cerca de donde está la estatua en honor al poeta Bryant. Luego fue reubicada y se instaló donde reposa actualmente, del lado de la Sexta Avenida.

Cuando el invierno se enfurece y las temperaturas son escalofriantes, la fuente se convierte en el blanco de miles y miles de fotos que buscan registrar la caída de sus aguas totalmente congeladas. Espectacular.

Mesas y bancas para descansar

bryant

Esto salta a la vista enseguida. Cientos de mesas y sillas se distribuyen alrededor del parque, la concurrencia suele ser tanta, que muchas veces no encuentras una sola mesa libre.

Muchas personas, entre trabajadores, ejecutivos y turistas, acuden al parque para su hora de almuerzo, que bien puede ser que lo hayan llevado desde sus casas, o bien lo hayan comprado en alguno de los kioscos que están alrededor, los restaurantes o delis que circundan el parque. Y son muchos.

Es común ver a las personas con su emparedados o grandes ensaladas, más el infaltable café, especialmente en días fríos.

bryant 15

También hay mesas para juegos de ping pong, donde muchos se divierten a sus anchas

Igual, sentarse simplemente a conversar, al tiempo que admiras todo su entorno, es en sí mismo un gran placer. La energía que se desprende de todo aquel paisaje es tan fuerte que no pasa inadvertida.

Árboles y jardines

bryant 2

Y cuando el calor apremia en tiempos de verano, el placer crece cuando te ubicas bajo la sombra de sus árboles. Altos, de troncos delgados y copas frondosas, rodean todo el parque imprimiendo ese sello tan particular y exquisito que sólo la naturaleza tiene para ofrecer. Cuando están llenos de hojas, vestidos de aquel fresco y sereno verdor, lucen espectaculares. Un lujurioso placer visual que cautiva.

Además de los árboles, también tiene diferentes áreas de jardines bien cuidados que llenan de alegría y color al parque.

Carrusel

Un precioso carrusel, ubicado del lado de la calle 40, hacia la Avenida de las Américas, permanece en función todo el tiempo. Esto hace que para las familias con niños pequeños sea aún más entretenida su estancia dentro del parque.

Este carrusel fue creado con la finalidad de complementar el estilo clásico francés del parque con el que fue concebido desde el principio.

Edificios que le rodean

bryant 7

Por su ubicación, en Midtown, el poder económico se deja ver en los innumerables rascacielos que rodean a Bryant Park.

bryant 9

Del lado de la calle 40, está el precioso edificio del Bryant Hotel.

bryant 8

Una de las maravillas de este parque, es cuando en la noche, cuando todos los edificios se iluminan, alcanzas a ver el rostro inconfundible del emblemático Empire State Building, lo mismo que el bellísimo Chrysler asomando por encima de la Biblioteca Pública de Nueva York.

Negocios

Esto es lo que abunda aquí. Negocios por todos lados. Desde bancos, restaurantes, hasta tiendas de ropas, museos, y a pocos pasos el bullicioso y siempre efervescente Times Square.

Y para mayor comodidad, entradas al metro a ambos lados del parque.

Ubicación

Bryant Park se encuentra en Midtown, entre la Quinta Avenida y Avenida de las Américas (o Sexta Avenida), y entre las calles 40 y 42.

Biblioteca Pública de Nueva York

bryant 10

La Bibioteca forma parte del terreno que comprende a Bryant Park. La entrada principal del edificio da hacia la Quinta Avenida, y va de extremo a extremo entre las calles 40 y 42. Desde la parte de atrás, donde se encuentra la escultura del poeta Bryant, sigue todo lo que es el parque hasta la Avenida de las Américas, también conocida como Sexta Avenida.

La Biblioteca Pública de Nueva York es un lugar que merece una visita, aunque sea un ratito. El edificio, custodiado a la entrada por sus famosos leones, con sus grandes escalinatas y enormes fuentes a ambos lados de la entrada principal, es toda una belleza. Su interior ni se diga. De enormes dimensiones y techos altísimos, es un mundo aparte. La entrada es gratuita y la riqueza de conocerla no tiene precio.

Baños

Bryant Park cuenta con uno de los mejores baños públicos de la ciudad. Siempre es bueno tomar en cuenta dónde tener un baño cerca, según el lugar donde te encuentres. Estos baños están en perfectas condiciones, justo para estos días están siendo remodelados, y hasta la estructura destinada para ellos guarda armonía con el diseño de la Biblioteca.

Con todo esto es fácil imaginar y comprender la razón del porqué es el parque favorito de muchísimos neoyorquinos y turistas. Un parque cerca de todo, lleno de muchos atractivos y sorpresas en medio de un ambiente muy agradable.

Si conoces Nueva York, seguramente fuiste a Bryant Park, cuéntame qué te pareció. ¿Es tu parque favorito, también? :)

Gracias por visitar Turismo NY. Si te parece, déjame un comentario aquí abajo, tus opiniones son muy importantes. Cualquier consulta no dudes en escribirme. Únete a la página ¡y bienvenido siempre! :) 

Empieza la Conversación

Deja un Comentario